CUÉNTANOS TU HISTORIA

 

Abby

Era mi primera experiencia como profesora consejera. Me tocó un grupo de séptimo grado con casi 27 chicos, como es normal era un grupo nada homogéneo, habían chicas extrovertidas, chicos introvertidos, los que no les gusta la materia los que la aman, los que no hacen la tarea, los que si cumplen y hasta van la milla extra. Al cabo de dos meses ya éramos como mamá pata y sus patitos y poco a poco los chicos más callados empezaron a compartirme como eran molestados por uno de los compañeros. Llevaba imágenes no apropiadas y le decía a una niña que esa era ella, a uno de los varones le puyaba y lo obligaba a comprarle cosas en la cafetería. Agarraba los útiles de algunos y hasta fisgoneaba a algunos chicos en el baño. No hubo forma de que el rector hiciera algo serio para detener ese chico. Cada vez que lo llevaba a la rectoría aunque había pruebas o testigos, no pasaba de una amonestación. Hasta que sucedió lo peor, una madre de familia llegó con la mala noticia que este chico había llegado a su casa mientras no había ni un adulto responsable y le pidió agua al compañero, éste ingenuamente la abrió la puerta y fue abusado. La madre de familia fue a buscarme para que yo declarara acerca de la conducta del infractor, ya que había puesto la denuncia, y fui despedida de ese colegio por apoyar esa familia con sólo responder unas preguntas de las autoridades. El acosador muy pocas veces está sólo, siempre hay alguien que lo ayudó a llegar ser quien es. Aún así, hay que romper el silencio y buscar ayuda!

Si crees que una historia puede causarle daño a alguien, denúnciala aquí info@niunomas.net

Panamá, Rep. de Panamá

+507 6127-9436 | hola@niunomas.net

©2020 por Ni Uno Más